Crema de chirivia con moluscos. Me encanta la chirivia, toda la vida la he cocinado junto con el nabo con la “Típica Escudella Catalana” (Cocido) y luego no la comía.

Pero un día hice una crema y me apasionó su sabor. Desde entonces hago muy a menudo la crema de chirivia con moluscos.

Espero que la probeís, que no os de mal rollo comerla, darle una oportunidad a esta hortaliza.

crema de chirivìa y moluscos

 

Con el nabo me paso lo mismo, nunca me lo comía. Recuerdo alguna conversación con gente mayor decir, que en la guerra no había comida, lo único que tenían para comer eran nabos. Me dije que horror comer nabos solo hervidos todos los días. Pero empecé a probarlo en varias recetas y a día de hoy me encanta, a veces son super dulces y me apasionan.

La chirivía es una raíz que se emplea como hortaliza. Es similar a la zanahoria, de color más pálido, y tiene más vitaminas y minerales que la zanahoria.

Antes de la importación de la patata tras el descubrimiento de América, la chirivía ocupaba su lugar.

Ingredientes para 4 personas:

6 chirivías grandes y frescas

1 leche evaporada pequeña

3 puerros grandes

1 litro de caldo de ave

12 berberechos

Pimienta negra

12 mejilones

2 chalotas

1 nabo

AOVE

Sal

chiribia y nabos

 

Preparación:

Hervimos los moluscos:

En una olla ponemos agua, pimienta en grano y una hoja de laurel. Cuando hierve el agua ponemos los berberechos y los mejillones, y cuando se abran los sacamos. Quitamos las conchas de los mejillones, colamos el caldo y lo  reservamos.

En un recipiente ponemos un poco de aceite y pochamos las chirivias, puerros y nabo, lavadas, peladas y cortadas a modo grosero.  Cocinamos unos 10 minutos, añadimos el caldo de ave y el de los moluscos. Cocinamos una media hora.

Ponemos en la batidora las verduras y añadimos, leche, salpimentamos, y trituramos.

Servimos en platos, ponemos los moluscos y espolvoreamos con perejil.