Macarons

Si pensáis que me he vuelto loca y he hecho macarons, pues si, he hecho macarons, lo de loca viene ya en mi ADN (risas).

Los macaron de verdad se los he dejado al “Mestre” que para eso él los borda.

Estos macarons son una caña, se hacen con chocolate de fundir, nada de claras viejas, que si la humedad, que si no ha subido el pie, nada, nada, todo sin horno.

Son rápidos de hacer, con una ganache de fresa receta del “Mestre” también, y que son ideales para los niños, o para la hora del café.

El molde es por cortesía de Silikomart, atentas chicas que ahora además de moldes, también tienen productos comestibles como este colorante de colores.

A mi me costaron un poco de montar, ya que en mi casa había 25 grados de calor, el chocolate se derretía  y también la ganache, me costó manipularlos la verdad,  por eso no están perfectos, pero ya sabemos que la arruga es bella, según  Adolfo Dominguez (risas).

Macarons de chocolate con ganache de fresa

Ingredientes para los macarons:

  • 200  de chocolate blanco para fundir
  • colorante alimentario color cobre perlado
  • Soft Pink (bolitas rosas)

Elaboración:

En un bol ponemos el chocolate troceado y lo llevamos al micro hasta que haya fundido, mezclamos con una espátula  y añadimos colorante de color cobre metalizado, seguimos trabajando hasta que tengamos una crema lisa. Ponemos en una manga pastelera desechable, y llenamos el molde de silicona para  macarons. Damos unos golpecitos al molde  para que se asiente el chocolate y desaparezcan las posibles burbujas.

Dejamos que se enfríe en la nevera unas horas.

Macarons

Ganache de fresa:

  • 2 c/p de pasta de fresa
  • 50  grs de chocolate
  • 10 grs de mantequilla
  • 40 de nata  35% MG

Elaboración:

En un recipiente ponemos la nata y el chocolate troceado, dejamos que se derrita y lo trabajamos hasta que este liso, añadimos la pasta de fresa y la mantequilla, trabajamos hasta que nos quede una pasta lisa y brillante. Ponemos en una manga pastelera desechable , dejamos que se enfríe y dejamos enfriar unas horas en  la nevera.

molde para macarons

Sacamos el chocolate del molde, rellenamos con la ganache y ponemos la otra tapa encima, nos tiene que quedar un poco alto el relleno,y que  nos salga por los lados para poder pegar en todo el borde las Soft Pink.

Con un pincel pintamos los macarons con el colorante de color cobre. Ponemos las S. Pink en un plato y vamos pasando los macarons por los lados que sobresale la ganache y nos quedaran las bolitas pegadas.

Nota: debemos sacar la ganache 5 minutos antes de utilizarla, sino esta muy dura y no se puede trabajar.

En los moldes pequeños se pueden hacer cosas tan bonitas, ¿os acordáis de los terrones de azucar?