frijoles

Desde niña me han gustado las legumbres. Mi madre hacía lentejas, garbanzos, y judías, y yo me lo comía todo. Las que mas me llamaban la atención eran las de la variedad  “ull de perdiu” ojo de perdiz. Este tipo de judías eran mas menudas y redonditas, con un color rojizo y con un punto, que asemeja a un ojo, digo yo que le llamaran así por eso.

Como soy un poco perezosa para poner en remojo las legumbres el día anterior, las compro cocidas.Pienso que si fuéramos mas personas (cuando mis hijos eran pequeños las ponía en remojo) pero para Miguel y para mi, yo las encuentro buenas así.

Así que vosotras las podéis hacer en crudo si queréis.

Yo le llamo judías, pero en otros lugares se las llama alubias, estas son unas alubias rojas cocidas y su origen es de la Rioja, muchas cosas buenas hay ahí, entre ellas estas judías. Yo las he cocinado a fuego lento una hora y media quizas parezca mucho, pero no, han q quedado muy bien.

La cebolla y el puerro estaban increíbles, se deshacían nada mas ponerlas en la boca. Me encanta la cebolla al contrario de Miguel que no la soporta (risas).

Estas Judías pintas estofadas con panceta y verduras no son aptas para niños, ya que la panceta  es muy buena,  pero pica mucho, va conservada en pimienta, y es un plato que pica mucho, la compro porque nos encanta a los dos la panceta, pero cuando las comemos, como no nos gusta el picante, estamos a cada cucharada soplando (risas) si nos vierais, os partiríais de la risa.

Judías pintas estofadas con panceta y verduras

Ingredientes:

  • Un trozo de panceta a la pimienta
  • 400 g de judías pintas cocidas
  • 1/2 l de caldo de ave
  • 1 puerro pequeño
  • 1/2 cebolla pequeña
  • 1 cabeza de ajos
  • 1 trozo de calabaza
  • 1 calabacín pequeño
  • 1 c/s  rasa de maicena
  • 1 hoja de laurel
  • aceite
  • sal

bbb

Elaboración:

Ponemos el caldo en una olla, el puerro partido en dos trozos, la cebolla, la cabeza de ajos partida, la calabaza a dados pequeños, el calabacín a dados pequeños, la hoja de laurel y la panceta. Cocemos a fuego lento durante una hora y media. Pasado este tiempo, para espesar el caldo, he puesto un poco de agua en un bol, he añadido la maicena y lo he puesto en la cazuela, lo he cocinado unos tres minutos.

Emplatado:

Servimos en plato hondo, y partimos la panceta en dos trozos.

Nota: He utilizado judías cocidas, si lo hacéis sin cocer mejor, pero a mi me han quedado fantásticas así.