El Goxua es un postre típico del País Vasco

Concretamente de Vitoria-Gasteiz.  Hace unos años estuvimos de vacaciones en La Rioja. Estuvimos en una preciosa Casa Rural, a pocos kilómetros de La Guardia y por supuesto allí también probamos el Goxua.

En la casa rural Carpe Diem, tenían unas bodegas, y nos propusieron hacer una cata entre viñedos. Nos pareció una opción fantástica. Fue una maravilla pensar que aquello que nos iba a suceder sería tan fantástico como un capítulo de Falcon Crest (risas). Lo entorpeció un poco los 50º de sol que amenazaban ir subiendo (risas).

La Rioja

¿Que se puede hacer en La Rioja? Visitar viñedos, beber vino y comer. La oferta gastronómica es muy amplia.  Aquello era una locura.  Un día fuimos a Logroño, y lo típico es visitar la calle Laurel, un lugar de culto a la tapa.  Quien no come en la calle Laurel? Pues nosotros no (risas). Un poco raros somos (risas).

Nuestro problema es que no somos de tapear, eso de tomar un vino y una tapa en cada bar,  al tercer vino ya nos hemos caído (risas).

Somos más de sentarnos en un restaurante y comer relajadamente. Pensamos que si comíamos tapas, luego no tendríamos ganas de comer en el restaurante, que es lo que más nos apetecía. Aunque prometo ir de tapas si vuelvo a Logroño.

Nosotros no somos de tomar vino. Yo con los años lo he ido dejando.  Diréis… Si no bebes vino, porque no te vas al Balneario Font Vella que solo hay agua (risas) porque ya hemos ido. ¿Podíamos haber elegido otro tipo de lugar de vacaciones no? Pues no, yo quería ir a La Rioja.

Goxua

Que se podía hacer allí…Visitar pueblos, restaurantes, cavas y mucho relax. Para eso son las vacaciones en un sitio así no? (risas). Uff!! Menos mal que soy de las que descansan mucho, a mi los viajes programados no me gustan, yo siempre voy por libre.

Goxua

Tenía muchas ganas de ir al Ciego para ver las bodegas Marqués de Riscal. Me enamoró la arquitectura, su vino, todo. Viviría eternamente en este hotel.

Vitoria-Gasteiz

Seguimos con nuestra ruta por libre, y aterrizamos en Vitoria- Gasteiz. Justo este día eran las Fiestas de la Blanca Paloma.El lugar nos encantó, sus gentes maravillosas. La hora de comer fue una odisea. No había ningún restaurante que nos diera de comer, todo estaba lleno había que reservar al ser la fiesta de la patrona. Creo que al final nos vieron con cara de pena (risas) y nos dieron de comer en un restaurante. Justo en este restaurante, Miguel descubrió este postre que os traigo hoy. La palabra Goxua, significa dulce. Le marcó mucho, dijo que era el mejor postre que había comido en su vida. A mi me gustó, pero no le puse tanto énfasis como él(risas).

Vamos a ver como se hace esta receta de Goxua. Es muy fácil, veréis. Es la segunda vez que lo hago. Creo que la receta me desapareció en la migración de Blogger a Wordpress.

Ingredientes para Goxua:

  • 300 de leche entera
  • 200 de nata  35% materia grasa
  • 1 trozo de bizcocho, o magdalenas
  • 4  c/s de azúcar
  • Frambuesas
  • Menta fresca

Para la crema:

  • 1/2 cáscara de piel de limón
  • 60 g de harina de maíz
  • 1/2 vara de canela
  • 40 g de azúcar
  • 1 huevo entero
  • 2 yemas

Para emborrachar el bizcocho:

  • 50 gr de azúcar
  • 50 ml de agua
  • 25 ml de ron

Como hacer la crema pastelera: 

En un recipiente ponemos casi toda la leche (reservamos un poco) a cocer junto con la nata y la vaina de de canela (puede ser vainilla) y la dejamos hasta que hierva.

Ponemos el azúcar y la harina de maíz en un bol y mezclamos. Añadimos la leche que teníamos reservada anteriormente y mezclamos hasta que se diluyan los grumos de harina. Incorporamos las yemas y el huevo y batimos hasta que quede una masa homogénea.

Cuando rompa a hervir la leche, la colamos sobre la masa. Mezclamos  y ponemos de nuevo al fuego. Cocinamos la crema pastelera a fuego suave sin dejar de remover hasta que espese. Cuela otra vez la crema para que quede fina. Tapamos con un film de cocina pegado a la crema. Dejamos enfriar en el frigorífico durante una hora.

Montar la nata:

Montamos la nata con varillas eléctricas y añadimos una cuchara de azúcar. Tapamos con flim de cocina y guardamos  en el frigorífico durante una hora.

Para emborrachar el bizcocho:

En un cazo ponemos agua, y azúcar, lo dejamos hasta que se disuelva. Añadimos el ron y dejamos reducir un poco hasta que nos quede un jarabe.

Montaje:

Ponemos nata en el fondo de la copa. Coloca encima el bizcocho, mójalo con un poco jarabe por encima. Llena la copa de crema pastelera. Por último, cubre la crema con una capa de azúcar y carameliza con un soplete. Decora con unas hojas de menta y unos frutos rojos que más te gusten.

Nota:

No hace falta que hagamos un bizcocho, podemos poner sobaos, magdadenas, o el resto de un bizcocho que os haya sobrado.