Dicen que… “Cuando el alumno esta preparado aparece el maestro”
La alumna soy yo ,y la maestra es Silvia, del blog: Y sigo en la cocina

Quizás os parezca pesada con las tartaletas, pero a diferencia de las quiche que tienen su encanto, la tartaleta la encuentro mas “chic” ;)

Ya tengo unas cuantas en mi haber, y con ingredientes similares, pero no, cada una tiene un sabor distinto.
Eso se debe porque las estoy perfeccionando, esta me ha quedado exquisita.

Es que Silvia y yo teníamos un pacto, que me iba a traer una quiche de las que ella hace, y que me la traería para que  me la comiera  tranquila y feliz toda divina yo en mi sofá con la mantita puesta.

Pero en vez de estar esperando, he querido entrenarme a que me salgan igual de buenas que ella, asi a proxima vez la puedo sorprender con una mía.;)

Tartaleta de morcilla, verduras y pera
Ingredientes:

  • 1 puñado de espinacas frescas baby.
  • 5 rodajas de morcilla Rios
  • 1 chorrito de nata para cocinar
  • concentrado de manzana
  • 1 lámina de hojaldre
  • 4 tomates en aceite
  • 2 c/s de pasas
  • 2c/s de piñones
  • 1 calabacín
  • 1 cebolleta
  • 1 puerro
  • 2 huevos
  • 1 pera
  • aceite
  • sal

Elaboración:
Pincelamos el molde con aceite ( yo con spray) y adecuamos la masa.
En una sartén con un poco de aceite, añadimos todas las verduras ( menos las espinacas) cortadas a brunoise y las cocinamos, cuando casi estén, añadimos, las espinacas,y la mezcla.

Mezcla: cortamos los tomates y la morcilla a brunoise, lo pasamos a un bol y añadimos los piñones y las pasas.
En otro bol, batimos ligeramente los huevos, añadimos la nata y mezclamos, y añadimos al revuelto de verduras y morcilla y mezclamos.

Ponemos la mezcla en la tartaleta, la nivelamos y le damos un golpe seco para que se asiente.

Cortamos una pera a rodajas, la partimos por la mitad (quitamos las semillas) y la ponemos encima de la mezcla,  media rodaja al lado de otra, sin montarlas, si la montamos nos hace falta mas pera.

Horneamos 15 minutos con aire, según el horno de cada uno.

Pasado este tiempo ( hacemos la prueba del palillo) sacamos la tartaleta,  pincelamos con el concentrado de manzana y lo ponemos de nuevo al horno, pero esta vez  lo gratinamos hasta que veamos que esta dorada por encima.
Decoramos con una ramita de orégano.