Alimentación saludable (Azúcares)

Actualmente hay un gran debate alrededor del azúcar y sus consecuencias para la salud. ¿Qué hay de cierto en todo eso? ¿Necesitamos azúcar? De qué tipo? ¿Cómo y cuales podemos consumir?

Nuestro organismo necesita glucosa como combustible para el funcionamiento de nuestros músculos y sobretodo de nuestro cerebro. El cuerpo puede obtenerlo directamente de los azúcares o bien de los alimentos que tienen hidratos de carbono como los cereales, la pasta, etc.

Lo ideal es consumir cereales integrales, con todo su germen, sus vitaminas y minerales, pero con ellos no vamos a endulzar un té, ni un café, ni vamos a elaborar un postre, no? ¿Pero por qué el azúcar es tan malo?

El azúcar refinado (blanco) es pura glucosa. Cuando la ingerimos nuestro cuerpo reacciona a esta cantidad abrupta con una fuerte inyección de insulina para compensarla. Naturalmente esta situación es peligrosa para un diabético, pero para una persona sin esta patología no habrá peligro si no hay un abuso constante de ellos.

El uso continuo de azúcar refinado (glucosa) conlleva 3 problemas principales. El primero es la fatiga de nuestro hígado por ser el órgano regulador del la insulina, a la larga se puede padecer diabetes. El segundo son los problemas relacionados con el sistema nervioso central debido a la hiperactividad que da la absorción directa de glucosa en sangre. Actualmente hay bastante prensa que habla de la relación de la hiperactividad infantil con la ingesta continua de azúcar. Y por último, hablamos del poder de desmineralización que nos provoca el azúcar, esto es debido a que nuestro cuerpo necesita estar siempre en equilibrio y el azúcar sólo aporta glucosa, al no ir acompañado de otros minerales, el organismo tiende a robarlos de nuestro cuerpo creando carencias en otras partes, como por ejemplo los huesos.

Vamos a clasificar los endulzantes y a realizar una guía rápida para saber que hay en el mercado, cómo y cuándo deberíamos consumirlos.

Azúcar blanco:Llamado también azúcar refinado

Azúcar Moreno:Bajo esta denominación nos encontramos con azúcar blanco al que se ha añadido melaza para cambiar su color. Tiene los mismos efectos de desmineralización y de aumentar el nivel de glucosa en sangre.

Azúcar integral de caña (rapadura, panela, mascovo): Es el azúcar más saludable, tiene un alto índice glucémico pero no desmineraliza ya que contiene minerales y vitaminas.

Glucosa o Dextrosa: Utilizado en la industria de las golosinas, entre otras. Desmirealiza y eleva la glucosa en sangre.

Melaza o miel de caña: Se obtiene del proceso de obtención del azúcar. Su textura es líquida y de color pardo. Contiene minerales y vitaminas pero también residuos químicos.

Jarabe de maíz: Liquido pardo obtenido del almidón de maíz mediante un proceso químico Contiene residuos

Sirope de arce: Líquido semejante a la miel obtenido del arce. Eleva el nivel de azúcar en sangre pero contiene muchos minerales.

Jarabe de manzana: Líquido semejante a la miel obtenido del arce. Eleva el nivel de azúcar en sangre pero contiene muchos minerales.

Sirope de ágave: contiene un 25% de glucosa y un 75% de fructosa. Es bastante bien tolerado para los diabéticos

Melazas de cereales: A pesar de qe elevan el nivel de glucosa en sangre, contienen minerales y la mayor parte conservan propiedades enzimáticas. No nos desmineralizan.

Miel de abeja: Si la miel no se ha calentado a 80ºC, conservará sus propiedades antisépticas. Contiene glucosa y pocos minerales.

Stevia:Tiene un gran poder endulzante, sobretodo el extracto que llega a 200 veces más que el azúcar blanco. No aporta calorías ni eleva el nivel de glucosa en sangre

Polioles: Tolerados por los diabéticos aunque en grandes cantidades pueden producir flatulencia. No administrar a menores de 3 años. Entre ellos tenemos manitol, sorbitol y xilitol.

Edulcorantes intensos.Son tolerados por los diabéticos pero su posible toxicidad ha hecho que se hable mucho de ellos. Se trata de de la sacarina, aspartamo, ciclamato, acesulfameK, traumatina y neohesperidina.

En resumen, los endulzantes aptos para diabéticos son: Stevia, polioles y sintéticos. El sirope de ágave y la fructosa también, siempre que no haya un abuso de ellos.

Los endulzantes que no nos desmineralizan son: Azúcar integral de caña, melazas de cereales, sirope de arce, jarabe de manzana.

Mireia Anglada.